¿Harta de los ‘baby hairs’? Esta es la explicación del por qué esos pelitos nunca crecen

Artículos

Por Ana Carolina

No hay nada más desesperante a la hora de peinar tu cabello que batallar con los nefastos “pelitos” que parece que jamás crecen por completo en la línea del cuero cabelludo, o como en inglés se les conoce: baby hairs. 

Para las que tienen una línea perfecta y abundante, al momento de planchar el cabello es muy fácil peinar y aplacar, pero para quienes conocemos la lucha diaria, un peinado de cola de caballo no es una opción cuando tienes sobrepoblación de esos minicabellos rebeldes. Expertos en tricología nos explican la razón de este problema y cuáles pueden ser tus opciones para sentirte más conforme con tu peinado.

Es cuestión de genética y tu actividad hormonal

Se cree que la causa de que este cabello nunca llegue a crecer lo suficiente, como el resto, es que el pelo es débil y se troza, tienes “mucho” cabello y nace nuevo constantemente o incluso hasta por problemas de estrés, pero en el mayor de los casos es cuestión de genes.

Muchas mujeres somos expuestas genéticamente a vivir este problema con los baby hairs, y al parecer todo es respuesta natural a una sobreproducción ovárica de andrógenos u “hormonas masculinas”, como la testosterona.

El especialista en tricología David Salinger compartió para la revista ELLE de Australia que cuando esto sucede el cabello pasa por un ciclo inconcluso de crecimiento:

Los cabellos bebé se producen cuando la fase anagena (que normalmente está activa, hace al pelo crecer un centímetro al mes y puede durar hasta tres años) se acorta y en lugar de terminar su proceso se va repitiendo constantemente durante largas temporadas.

Cuando esto sucede, el cabello se queda en estado de reposo lo cual provoca que no pueda llegar a ser tan largo como el resto de la melena. Salinger agrega que esto es muy común entre mujeres que recién acaban de dar a luz, ya que su sistema hormonal está pasando por diferentes procesos de ajuste, pero después el cabello puede volver a la normalidad.

Otros factores que influyen es el mal cuidado a la hora de cepillar o peinar, e incluso por abuso de químicos o calor en el cabello. Por otro lado, regresando a quienes genéticamente están predispuestas a tener una melena delgada y débil, la influencia de los andrógenos juega un papel importante en el cabello, por lo cual se recomienda discutirlo con el ginecólogo.

La terapia para pelo genéticamente delgado puede reducir la influencia de andrógeno en el cabello; algunos anticonceptivos orales son efectivos para estos casos, pero es vital consultar a su doctor antes de hacer un cambio drástico.

Si sientes que tu problema con los baby hairs es muy grande y necesitas la opinión de tu ginecólogo, acude de inmediato. Por otro lado, si no experimentas tanta inseguridad por ello y ya te acostumbraste a una vida con pelitos en la frente, puedes poner en práctica el siguiente truco para peinar de forma fácil y rápida esos molestos cabellos bebé.

Con ayuda de un cepillo de dientes que ya no uses y con un poco de cera para el cabello fija y peina esos pelitos, creando pequeñas ondas que te ayuden a enmarcar tu rostro de una forma natural.

Vía OK Chicas

Deja tus comentarios:

Lost Password