6 verdades sobre el amor que Julio Cortázar supo poner en palabras

Artículos

Por Luciana Martínez

Julio Florencio Cortázar es uno de esos escritores ineludibles que ya marcaron a varias generaciones. Maestro cuentista y creador de la genialidad de novela que es Rayuela, el argentino también nos ha dejado muchísimas frases que calaron hondo en la cultura popular (y, claro, en las redes sociales). Hoy te dejamos algunas no tan conocidas frases de Cortázar sobre el amor.

«Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte»

Una de mis favoritas personales que aplica a cualquier tipo de amor. Suele decirse que solo vemos como defectos en otros lo que en realidad nos molesta de nosotros, y sin dudas las relaciones son la forma perfecta para conocerse a uno mismo.

«Y diré las palabras que se dicen, y comeré las cosas que se comen, y soñaré las cosas que se sueñan, y sé muy bien que no estarás»

Una frase que habla del desamor. La vida cotidiana sigue, nuestro ser exterior continúa con las idas y venidas, pero en el fondo sentimos esa ausencia definitiva.

«Me basta mirarte para saber que con vos me voy a empapar el alma»

Julio habla de un amor que llena todos los rincones del alma, lo que nos hace sospechar que le hubiese encantado La forma del agua (2017).

Julio Cortázar tocando la trompeta

EL COLLAR DE HAMPSTEAD

«Y debo decir que confío plenamente en la casualidad de haberte conocido»

Si hay algo que Cortázar explora en su obra es la intersección entre el azar, lo fantástico y lo que Jung llamó como sincronicidad, esas casualidades que no lo son tanto.

«Creo que no te quiero, que solamente quiero la imposibilidad tan obvia de quererte como la mano izquierda enamorada de ese guante que vive en la derecha»

El amor y el deseo muchas veces se nutren de su imposibilidad, y puede que, al concretarse, se rompa el velo que los mantenía en pie.

«Como si se pudiera elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio»

Julio y la fatalidad del amor. Pero ¿quién no conoce esa sensación? Uno no elige de quién se enamora, la persona de alguna manera ya estaba ahí para nosotros y «por un azar que no buscamos comprender» termina en nuestras vidas de forma fatal e ineludible.

Te dejamos el fragmento completo para que lo disfrutes:

«Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiera elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al verse. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto».

Los grandes escritores (y Julio es un gigante) tienen esa capacidad de dar justo en el blanco, de conseguir con una frase mostrarnos esa verdad tan cierta que, en realidad, termina siendo una confirmación de lo que ya sabíamos en nuestro interior sin las palabras para decirlo.

Vía VIX

Deja tus comentarios:

Lost Password