Un tema difícil de tratar

Artículos Así son los valores Clasics FM

Por Arlette Gaona Pliego

Hace unas semanas terminé de ver una serie que abordaba un tema difícil. En lo personal puedo decir que me gustó y creo que se presentó buena información, la cual como padres a veces olvidamos o no le damos importancia. También, hace unas semanas empezó a circular en las redes sociales un reto, que hasta entonces, de acuerdo a la información difundida, había quitado, en diferentes países, la vida de varios jóvenes. Me refiero al reto de ” la ballena azul”.

De igual manera, hace pocos días se dio a conocer un video donde se aprecia a una joven lanzándose del segundo piso de su escuela, según la nota, la niña estaba intentando suicidarse, hasta el momento desconozco que pasó con esta chica.

Con esto que acabo de mencionar creo que ya sabrán que el tema del cual quiero hablar es sobre ” el suicidio”. No me considero una experta en este tema por lo que no pretendo juzgar ni hablar mal de nadie. Sin embargo, quisiera mencionar algunas de las cosas que podríamos dejar de hacer o bien, empezar a hacerlas.

Por ejemplo, creo que entre las cosas que podríamos dejar de hacer esta el creer que nuestros hijos no tienen problemas; que no necesitan amor y atención o que están exentos de este tipo de situaciones, entre muchas otras cosas más.

Ahora bien, lo que podríamos hacer para ayudar, no sólo a nuestros hijos sino a los jóvenes que nos rodean. Esto lo digo por aquellos que también trabajan con adolescentes ysería lo siguiente: escucharlos, abrazarlos, hacerles saber que lo que piensan o creen nos importa. Decirles que los amamos, involucrarnos más con sus amigos y con las diferentes actividades que realiza en su escuela, tener una comunicación constante con sus maestros y mantenerlos en actividades que les hagan estar activos, física y mentalmente. Esto sólo por por mencionar algunos ejemplos.

“…escucharlos, abrazarlos, hacerles saber que lo que piensan o creen nos importa. Decirles que los amamos, involucrarnos más con sus amigos y con las diferentes actividades que realiza en su escuela, tener una comunicación constante con sus maestros y mantenerlos en actividades que les hagan estar activos, física y mentalmente.”

Este pequeño escrito no sólo es para los padres que tienen hijos adolescentes sino para aquellos que tenemos hijos pequeños. Y es que, debemos recordar que la infancia es la etapa en donde ellos desarrollan su autoestima, carácter y la relación padre/hijo.

Para los que estamos empezando en ésta labor tan hermosa, debemos ser consientes que la sociedad en la que nuestros hijos se desenvolverán, es una sociedad materialista y con mucha apatía o indiferencia hacia las personas que nos rodean. Esto lo digo porque cuando leí las notas sobre el suicidio, me llamó mucho la atención ver como algunas personas se expresaban de forma muy desagradable hacia aquellos jóvenes que había decidido tomar ese camino equivocado, y es que expresiones como: “que bueno que se suicidó”, “cobardes” ó “a mí que me importa”, son algunas de las que se pueden leer. Es por eso que quise escribir un poco sobre este tema y recordar que nuestros hijos no son más que un reflejo de nosotros mismos, y que si ellos muestran indiferencia hacia su prójimo es porque nosotros así lo hacemos con las personas que nos rodean.

Así que, papás, espero que podamos reflexionar un poco sobre este tema y las situaciones que pueden conducir a nuestros hijos a tomar decisiones tan lamentables.

No seamos tan indiferentes y tratemos de que nuestros hijos también vean en nosotros un lado más humano y no sólo un lado materialista.

Deja tus comentarios:

Lost Password