Hijos: ¿bendición? ¿responsabilidad? o ¿ambas?

Artículos Así son los valores Clasics FM

Por Arlette Gaona Pliego

Hace unos días ocurrió un hecho muy lamentable en la ciudad de Monterrey, N.L. Mismo que sorprendió y preocupó a toda la sociedad, principalmente a los padres de familia. Es por eso que me gustaría utilizar este espacio para hacer una breve reflexión sobre qué significa ser padre. Y es que para ser honesta me ha tocado leer en diferentes ocasiones, en algunas redes sociales, expresiones tales como: “estoy embarazada y es una bendición”. Meditando un poco en esta expresión creo que algunos hemos olvidado que un hijo no sólo es una bendición, sino que también es una gran responsabilidad y que como tal debemos asumirla.

Hemos olvidado que un hijo no sólo es una bendición, sino que también es una gran responsabilidad y que como tal debemos asumirla.

Es muy preocupante ver, cómo nuestra sociedad se ha materializado tanto que nuestro tiempo está completamente enfocado en hacer más dinero, no estoy diciendo que esté mal tener un empleo o tener metas laborales, no, pero sí creo que deberíamos hacer un breve análisis sobre cómo es la relación con nuestros hijos, qué tanto sabemos de ellos, qué problemas están enfrentando, quiénes son sus amigos, cómo perciben la relación que tienen con nosotros, qué les gusta, qué les disgusta, cuáles son sus metas, cómo se sienten, etcétera.

Creo que debemos hacer un gran espacio en nuestra agenda y evaluar el papel que estamos desempeñando con nuestros hijos. No olvidemos que ellos, a la edad que tienen, ya enfrentan situaciones y problemas los cuales casi seguro no saben cómo solucionar. No debemos dar por hecho que ellos saben que los amamos porque esas son palabras que debemos repetirles día con día, y no sólo repetirlas sino que también demostrarlas. Y sí, ellos también necesitan abrazos, besos, caricias, que nos sentemos a escucharlos sin tener un teléfono en la mano, que les recordemos lo especiales que son para nosotros y que no importa cuán ocupados estemos ya que siempre tendremos tiempo para escuchar lo que sea que nos quieran contar.

Ellos también necesitan abrazos, besos, caricias, que nos sentemos a escucharlos sin tener un teléfono en la mano, que les recordemos lo especiales que son para nosotros.

Padres, nuestros hijos viven en una sociedad escasa de valores, y si nosotros no les dedicamos tiempo ahorita, ellos buscarán quién lo haga, por ejemplo: amigos que los induzcan a algún vicio, relaciones amorosas donde no se sientan a gusto, sino que simplemente las tienen para no sentirse solos y otras situaciones parecidas.

No olvidemos que la comunicación es el puente que nos ayudará para evitar que nuestros hijos tomen malas decisiones, es el medio por el cuál nosotros podemos transmitirles esos valores que tanta falta hacen hoy en día y también, es la única forma en la que nosotros podemos hacerles ver lo mucho que los amamos. Y sí, nuestros hijos son una bendición muy grande pero también, una hermosa responsabilidad.

Deja tus comentarios:

Lost Password