10 Cosas que NUNCA debes decirle a una madre que trabaja

Artículos

Por Fabiola Gurrola

Nadie dijo que fuera cosa fácil. Ya de por sí la tarea de ser mamá es complicada, y da la casualidad que usualmente es una de las artes que no conoces de nacimiento; tampoco es que haya una guía que te dé la pauta de cómo hacerlo mejor, pero si además de todo esto debes combinar la labor de ser madre con un trabajo, puede volverse una locura. Nada imposible para una supermamá.

Esta es la situación de muchas mujeres en el mundo, madres que trabajan y además crían a sus hijos y lo hacen lo mejor que pueden; sin embargo nunca faltan las críticas, los comentarios negativos o las preguntas acusativas que parecieran condenarte por este pecado.

Mamá jugando con su niña.

Si alguna vez las has hecho te recomiendo que no vuelvas a hacerlas, no sólo son un insulto al doble esfuerzo de estas mujeres, sino que además resultan una verdadera patada de mula aunque parezcan de lo más inocentes.

Estas son las cosas que a ninguna mamá que trabaja está cansada de escuchar cuando deja a sus hijos en la guardería o encargados con alguien más.

1. ¿Cuántos niños hay en la guardería?

Gift de Tyra Banks.

Parece una pregunta tan simple, ni siquiera pensaríamos que pudiera tener una connotación negativa; sin embargo, si tu respuesta es que hay más de 20 niños -como normalmente suele haberlos- esta pregunta es tan sólo el inicio de una serie de comentarios incómodos.

2. No me perdería ningún momento de su crecimiento

Mamá besando a su hijo.

Trabajar y estar al pendiente de cada cosa nueva en la vida de nuestros hijos es difícil, y a veces las educadoras podrán haber visto el primer paso de tu bebé antes que tú; pero nada podrá superar la emoción que sientes cuando lo ves.

3. ¿No te da miedo dejárselos a alguien más?

Protagonista de tres por tres.

Pues claro que te da miedo, claro que estás buscando por cielo, mar y tierra a la persona que pudiera resultar más confiable para encargar a tus hijos. Seguramente alguien te hablará de las cosas horribles que les han sucedido a algunos niños en las guarderías y tú siempre quedarás como la mamá irresponsable y además con el alma en un hilo con todas las historias que acabas de escuchar.

4. Deberías quedarte en casa al menos mientras están pequeños

Mujer preguntando si te importa.

El comentario es un insulto, porque si trabajas es evidente que no lo haces porque te encante dejar a tu hijo sólo, sino porque el sueldo de tu esposo -si es que lo tienes- quizá no resulte suficiente para los gastos del hogar; y luego pareciera que tu esposo es el villano porque no te apoya y te tiene trabajando. Además, quedarse en casa con los niños no es el sueño de todas mujeres y lograr una estabilidad financiera a veces requiere de algunos sacrificios.

5. No es bueno que pasen tanto tiempo con los abuelitos

Mujer haciendo cara de que no lo puede creer.

Sugerir que tus hijos están siendo maleducados por sus abuelitos es otro de los comentarios que a ninguna madre le gusta escuchar. Además de ser el apoyo más grande con el que cuentas, hay que considerar que dejar a tu hijo 24 horas de vez en cuando, con alguien que lo quiere, no es para nada sinónimo de abandono o de irresponsabilidad.

6. Y a qué hora ves a tus hijos

Mujer corriendo y paseando a su hijo.

De por sí la vida de una mamá es complicada, darte el lujo de ir al gimnasio en ocasiones resulta aberrante para algunas personas.

7. El tiempo no regresa

Bob esponja realizando muchas actividades.

Sugerir que pasas demasiado tiempo trabajando y que no dedicas suficiente tiempo a la crianza de tus hijos o para disfrutar cada etapa de su crecimiento además de resultar insultante es algo que te rompe el corazón, porque claro que te gustaría pasar todo el tiempo del mundo con tu hijo.

8. Las cosas materiales no suplen el tiempo que puedes pasar con tus hijos

Mamá trabajando en la computadora.

Las cosas materiales no son todo en la vida y eso lo comprendemos perfectamente, nada nos gustaría más que poder tener una vida resuelta a los 25 años, como lo hizo mamá o el abuelo. Pero los tiempos han cambiado y darle a tu hijo las cosas que necesita la mayoría de las veces requiere de trabajo.

9. Pobre niño, no deberías traerlo al trabajo

Niño agarrando de la cara a su mamá.

Las mamás que además trabajamos somos como una especie de superhéroes, y a veces la única opción que nos queda para cumplir con las obligaciones y no dejar sólo al pequeño es llevarlo al trabajo, siempre buscamos la manera de hacer que ese tiempo la pase entretenido, pero nunca falta a quien le gusta meter su cuchara en la vida de los demás.

10. ¿Y a qué hora lo recoges?

Niña poniéndose unos lentes.

El que quieras mantener a tu hijo ocupado en actividades extra escolares es una herramienta importante que les estás dando para cuando crezcan.

Preguntar ¿a qué hora lo recoges?, normalmente lleva implícita esa carga negativa de que no pasas suficiente tiempo con él.

Mujer con estilo vintage amamantando a su bebé.

Mamás, esforzarse cada día por hacer lo mejor que pueden para que sus hijos sean mejores personas no es ningún pecado, apoyemos a estas mujeres en sus decisiones.

Vía OK Chicas

Deja tus comentarios:

Lost Password