8 cosas que tu nutricionista nunca te dirá pero quiere que sepas

Artículos

No te va a juzgar por comerte toda la comida basura del mundo. Está aquí para ayudar.

Por Teresa Donoso

Lo primero que piensas cuando vas al nutricionista es que te va a juzgar por todo. Que te va a mirar feo cuando le digas toda la comida basura que comiste el fin de semana y la pizza que comiste al desayuno. Que se va a reír cuando le digas que la última vez que hiciste ejercicio aún estabas en el colegio… pero la verdad es que no son así. De hecho, lo único que los diferencia de ti es que saben exactamente qué comer y cuándo hacerlo y lo más probable es que quieran traspasarte este súper poder. ¿No nos crees? ¡Sigue leyendo!

Estas son algunas que nutricionistas de carne y hueso creen:

1. No creen que haya un dieta que sea mejor que otra


Su interés está en trabajar con lo que comes, lo que podrías comer, lo que amas y lo que le hace mejor a tu cuerpo. No existe una dieta que le sirva a todo el mundo porque todos somos diferentes. Así que no, tu nutricionista no te va a mirar feo si le dices que comes mucha carne ni tampoco te va a aplaudir si le dices que sólo comes pan integral.


2. No comen saludable el 100% del tiempo

Nadie lo hace y ellos son seres humanos, igual que tú. Lo más probable es que coman bien CASI todo el tiempo, y de vez en cuando se den permiso para disfrutar un delicioso helado o unas patatas fritas. No tiene nada de malo si se hace con moderación.


3. Más que amar hacer reglas sobre comida, aman la comida en sí misma


Por algo son nutricionistas. Un buen nutricionista sabe que la comida es fundamental en tu vida y que también la vives como una experiencia social (para celebrar, para hacer sentir mejor a alguien, etc).Quieren ayudarte a que aprendas a comer mejor, no a que memorices reglas sobre alimentación sobre lo que está ‘bien’ y lo que está ‘mal’.


4. Quieren ayudarte a que realmente disfrutes las comidas más saludables

Quieren mostrarte la belleza de una tostada con aguacate, de un bowl de fruta, de un pudding de chia, de una avena con chocolate amargo; no quieren que comas comida aburrida.


5. Odian tener que hablar de nutrición cuando estás socializando


Son nutricionistas, es su trabajo, pero tampoco es toda su existencia. Sip, tu nutricionista también es una persona regular.


6. Tienen un sexto sentido para saber cuando te has salido de la dieta, pero su meta no es hacerte sentir mal

Sólo quieren que seas honesto, que sepas que puedes confiar en ellos y ayudarte a volver al buen camino. En serio, para eso son los nutricionistas, son como los terapeutas de la comida.


7. Jamás te van a prohibir terminantemente un alimento, sólo te pedirán que lo consumas con mucha moderación


Si amas las patatas fritas probablemente te van a decir que las comas cada 2 semanas o máximo una vez por semana, pero no te van a decir que te olvides de ellas para siempre. Todo se trata de balance, equilibrio y felicidad.


8. No les interesa juzgar tu estilo de vida, sino más bien ayudarte a vivir de forma plena

Así que si estás comiendo mal, si estás bajo peso, sobre peso, con mucha grasa corporal o si has estado haciendo más ejercicio del que deberías… ellos simplemente lo entenderán y te ayudarán a buscar el método que mejor funcione para ti.

¿Te dan más ganas de ir al nutricionista ahora? ¡Espero que sí!

Vía Upsocl

Deja tus comentarios:

Lost Password