Puedes salvarte de los dolores menstruales y otros síntomas del período: aprende cómo cuidarte

Artículos

Por Carina Giordano

Un período común ocurre durante 3 a 8 días cada 24 a 32 días y puede traer un sinnúmero de síntomas. Dolor abdominal, cambios de humor, malestar estomacal y hasta aumento de peso son algunos de ellos. Su frecuencia en tantas mujeres, sin embargo, no significa que estos incómodos síntomas sean normales, según Libby Weaver, bioquímica nutricional, para Body+Soul.

Lo que los síntomas de tu período dicen sobre tu salud

Los síntomas de la menstruación, de los molestos a los debilitantes, dicen mucho sobre el estado de salud del cuerpo, especialmente cuando se trata de problemas hormonales. Cualquier síntoma de la menstruación puede indicar un desequilibrio en las hormonas sexuales: estrógeno, progesterona y testosterona. Tu estado mental y los alimentos que ingresas a tu cuerpo son las principales razones detrás de esta alteración, dice Weaver.

El estrógeno se produce en su mayor parte en los ovarios; una pequeña parte de esta hormona se genera en las células adiposas, el hígado y las glándulas adrenales. Su principal rol es fijar el recubrimiento del útero, cosa que hará durante la primera mitad del ciclo menstrual, que comienza el primer día de la menstruación.

La progesterona cumple una variedad de funciones en el organismo. En cuanto a la reproducción, su trabajo es sostener el recubrimiento del útero en su lugar hasta que el cuerpo detecte si hay un óvulo fecundado. Cuando no lo hay, este recubrimiento es innecesario, y por eso los niveles de progesterona descienden hasta que comienza la menstruación.

En muchas mujeres, la progesterona es la hormona predominante desde el día 21 del ciclo menstrual. Esto sucede si gozamos de buena salud y si tenemos un ciclo de 28 o 29 días, según Weaver. Tener los niveles adecuados de progesterona es importante, porque es un poderoso ansiolítico y antidepresivo. Sin la cantidad suficiente de esta hormona, tendrás una tendencia a un humor más deprimido o ansioso.

En muchas mujeres, el estrógeno aparece como hormona predominante durante todo el ciclo menstrual, dejando atrás a la progesterona. Esta puede ser una de las causas del síndrome premenstrual, dado que, cuanto más se acerca la menstruación, más descienden de forma natural los niveles de esta hormona.

Cómo se producen los desequilibrios hormonales, y cómo solucionarlos

El hígado se encarga de desintoxicar el cuerpo de sustancias externas, que ingieres, que respiras o que tu cuerpo absorbe a través de la piel. Pero también debe deshacerse del exceso de sustancias que tu cuerpo segrega, incluidas hormonas. Estas sustancias solubles en grasa, como el estrógeno, se envían al hígado para que las elimine. El problema aparece cuando el hígado está sobrecargado.

El órgano prioriza la eliminación de sustancias potencialmente peligrosas para el organismo (alcohol, por ejemplo), por lo que el exceso de estrógeno es reciclado y vuelve al torrente sanguíneo, al menos hasta que el hígado pueda ocuparse de él.

La mejor manera de ayudar al hígado es a través de lo que respiramos, consumimos, o absorbemos a través de la piel. Sobre lo primero, no podemos hacer mucho. Sin embargo, podemos cambiar la exposición a la comida con muchos conservantes y otros aditivos artificiales, además de azúcares refinados, grasas trans y pesticidas. También puedes cambiar los productos que aplicas sobre tu piel y buscar unos que tengan menos sustancias sintéticas.

El estrés también tiene un papel importante en la cantidad de hormonas sexuales que circulan en tu organismo. Las glándulas adrenales son las responsables de segregar algunas hormonas sexuales, y, además, las del estrés. Cuando estás bajo situaciones de estrés, o si el estrés se ha convertido en un problema crónico, tus glándulas adrenales preferirán secretar hormonas relacionadas con la respuesta de lucha o huida (cortisol, por ejemplo) antes que encargarse de los procesos sexuales del cuerpo, los cuales no son prioridad para la supervivencia. Dice Weaver:

¿Qué hace que tu cuerpo perciba el peligro en tu vida? Aparte de los momentos de peligro verdadero, los cuales para la mayoría de nosotros hoy día son afortunadamente escasos, es muchas veces tu percepción de las presiones y las urgencias, el exceso de cafeína o vivir la vida a un ritmo acelerado sin tomarte un momento para descansar.

Posibles riesgos para la salud

Muchas veces, el período indica un riesgo mucho mayor para la salud que un exceso o desequilibrio de las hormonas sexuales. Algunos síntomas pueden indicar condiciones de salud mucho más serias, según Healthline.

Debes estar atenta si tienes un período o ciclo menstrual más corto o más largo de lo normal, si te estás salteando períodos, si tienes sangrados muy pesados o dolores intensos. Estos síntomas podrían indicar la presencia de fibromas uterinos, endometriosis o enfermedades de transmisión sexual.

Si bien cuando un síntoma es preocupante es recomendable visitar al médico, los síntomas graves también podrían aparecer en caso de desequilibrios hormonales graves. Haz la prueba de cambiar tu alimentación aunque sea durante el síndrome premenstrual o tu menstruación: evita harinas, azúcares y cualquier tipo de alimento envasado. Prefiere carnes magras y frutas y verduras orgánicas.

Además, cuida tu salud mental asistiendo a alguna clase de yoga terapéutico, haciendo ejercicios de respiración o de relajación o utilizando la técnica antiestrés que mejor funcione en ti.

Vía iMujer

Deja tus comentarios:

Lost Password