Este comercial hizo llorar a medio Internet y enfureció a la otra mitad, ¿en qué lado estás tú?

Artículos

Por Carol Sandoval

La evolución de los comerciales ha propiciado que se vuelvan un recurso infalible para trasmitir mensajes significativos y poderosos.

Aunque muchos continúan fomentando estereotipos y conductas negativas, existen piezas que hacen la diferencia. Tal es el caso de la campaña más reciente de Gillette, la cual invita a los hombres a ser mejores en todos sentidos. Velo a continuación:

«Intimidación. Acoso ¿Es esto lo mejor que un hombre puede ofrecer? Con sólo desafiarnos a nosotros mismos a hacer más, podemos acercarnos a nuestro mejor nivel. Decir lo correcto, actuar de la manera correcta».

Desde 1901 Gillette comercializa con rastrillos, rasuradoras y espuma para afeitar. Aunque la diversificación en sus productos alcanza a todos los públicos es una marca donde el sector masculino predomina. 

Gillette invita mediante este vídeo a dar un buen ejemplo a los más jóvenes. Dados los titulares diarios a nivel global hablando sobre acoso sexual, feminicidios, bullying y crímenes de odio, el material insta de forma inmediata a acabar con las viejas excusas que normalizan la violencia desde la infancia.

El comercial cobró viralidad rápidamente, pero las reacciones son muy diversas. Mientras unos se enternecieron ante el slogan de la campaña We Believe: The Best Men Can Be (Lo creemos: podemos ser hombres mejores) otros vieron su “orgullo” herido.

De manera sorpresiva, este video tiene más dislikes (352 mil) que likes (88 mil) en YouTube. El mensaje en sí ha sido blanco de odio por “atacar” las tradiciones masculinas (sí, incluso las que fomentan agresiones). Debido a lo anterior muchos usuarios han hecho su propia reflexión y han invitado a dejar de lado roles autoimpuestos.

La cifra de dislikes en el reflexivo comercial demuestran que la masculinidad tóxica (conductas peligrosas para reforzar la “hombría”) siguen tristemente vigentes.

Cabe destacar que el comercial NUNCA ofende a los hombres, pero bastó un minuto y 49 segundos para tocar la “fibra sensible” en quienes se sienten identificados con comportamientos nocivos normalizados.

A final de cuentas, el punto del comercial demuestra que la realidad supera la ficción… otra vez.

Algunos hombres han amenazado con boicotear la marca y otros usuarios se mofan de lo que califican como un berrinche innecesario.

«Gillette está muerto para mí” Ay por Dios, que risa. Supérenlo».

Para muchos Gillette es sólo una marca que busca renovarse entrando en la era del #MeToo. No obstante, su antigua narrativa tenía serias fallas, tal como señala esta usuaria:

Por otra parte, Gillette reconoce la necesidad de cambiar su mensaje principal. Según comenta la empresa, su antiguo slogan The best a man can get (Lo mejor que un hombre puede tener) alienta comportamientos aspiracionales de esfuerzo, pero no los suficientes para ser mejores:

«#PodemosSerHombresMejores está en constante evolución, pero formar a los hombres del mañana comienza con las pequeñas acciones que hacemos hoy».

Como parte de su compromiso, Gillette anunció en su página que donará 1 millón de dólares durante los próximos tres años a programas dedicados a impartir educación empática e igualitaria entre niñas y niños.

vía POP

Deja tus comentarios:

Lost Password