Adelgaza sin dietas y despídete del estrés con la alimentación consciente

Artículos

Por Valentina Esponda

Crees que para perder peso tienes que adoptar una dieta restrictiva, caminar dos horas al día, abandonar los carbohidratos, el azúcar y la felicidad. Sin embargo, estas estrategias rara vez funcionan a largo plazo. Si lo que quieres es llegar a un peso saludable sin sufrir y, en el proceso, reducir el estrés, puedes incorporar el mindful eating, o alimentación con consciencia, a tu vida.

¿De qué se trata? Con el ritmo de vida acelerado de hoy, muchos olvidan que comer no es solo cumplir con una función biológica, sino un momento del día para concentrarnos en nosotros mismos y en nuestras necesidades. Mindful eating significa ser consciente de lo que te llevas a la boca y disfrutar de cada bocado. Y la evidencia indica que puede funcionar para perder peso.

La antidieta para adelgazar

Estudio asegura que comer pizza puede ayudar a bajar de peso

ROSSHELEN / SHUTTERSTOCK

Mindfulness significa concentrarse en el presente y conectarse con el cuerpo, aceptar tus sentimientos y necesidades. ¿En qué se relaciona esta actitud con la comida? En que muchas veces comemos sin pensar, por ejemplo, porque estamos aburridos en el trabajo, pero realmente no lo necesitamos.

Comer con consciencia puede ayudarte a cambiar tus hábitos alimenticios. Según el New York Times, «el concepto tiene raíces en las enseñanzas budistas. De la misma manera en que hay formas de meditación que involucran sentarse, respirar, pararse y caminar, muchos maestros budistas alientan a sus estudiantes a meditar con comida y expandir la consciencia prestando atención especial a la sensación y el propósito de cada bocado. En un ejercicio común, un estudiante recibe tres pasas de uva, o una tangerina, y deben pasar 10 o 20 minutos mirándola, reflexionando, tocándola y masticando con paciencia».

comer menos 3

ANTONIODIAZ/SHUTTERSTOCK

Puedes comer una hamburguesa de forma consciente: el objetivo no es cambiar la alimentación, sino la forma en la que comemos. «El ritmo de vida se está haciendo cada vez más rápido, así que no tenemos la misma conciencia y la misma habilidad de introspección», explicó la nutricionista de Harvard, Lilian Cheung, al diario estadounidense, «por eso el mindful eating se está haciendo más importante. Necesitamos concentrarnos en nosotros mismos y decir: “¿mi cuerpo necesita esto? ¿Por qué lo estoy comiendo? ¿Es solo porque estoy triste y estresado?”».

Para poner esta tendencia en práctica no es necesario que te conviertas en un monje y estés horas masticando una pasa de uva; el Huffington Post publicó unos consejos sencillos para incorporarla en tu vida sin pasar por un cambio drástico:

  • Come más lento: no solo te va a dar la chance de disfrutar los diferentes sabores y texturas, sino que es más probable que te des cuenta cuando estés satisfecho y, como masticarás más tu comida, la digestión será más fácil.
  • Apaga los aparatos electrónicos: deja tu celular en otra habitación y la televisión apagada; de esta forma tendrás menos distracciones y podrás enfocarte solamente en la comida.
  • Presta atención: saborea los distintos gustos y texturas en tu boca en vez de masticar y tragar. Es mucho más placentero y también te ayudará a comer más lento.
  • Conoce tu comida: la tendencia no se trata solo de tomarse más tiempo para comer, sino de cambiar la relación con la comida. Si sabes de dónde salen tus alimentos y qué contienen, también es más probable que tomes decisiones más saludables cuando vayas a hacer compras.

Perder peso o mantener uno saludable no se trata de hacer dietas, sino de cambiar los hábitos alimenticios. Adoptar una vida saludable no tiene por qué ser un proceso duro; con tiempo, paciencia y un poco de conciencia puedes cambiar por completo tu relación con los alimentos y ganar en salud.

Vía VIX

Deja tus comentarios:

Lost Password