7 consejos simples para que tu hijo sea virtuoso y llegue muy lejos, según científicos de Harvard

Artículos

Por Cecilia García

Todos los padres sueñan con que sus hijos crezcan para ser buenas personas con futuros brillantes, pero los pequeños necesitan de la guía y las enseñanzas de sus padres para ser así. Sin embargo, no hay una guía para ser padre, lo que sí hay son expertos que han dedicado sus carreras a investigar de qué manera criar niños compasivos y gentiles.

Cada familia es única y cría a sus hijos de la forma que ellos creen mejor, pero pueden contar con una pequeña ayuda. Los investigadores de desarrollo humanode la Universidad de Harvard crearon una guía respaldada por estudios científicos que los padres pueden considerar a la hora de enseñar a los más pequeños a ser buenas personas.

La guía de Harvard para pequeños amables

shutterstock 523948342

GEORGE RUDY/SHUTTERSTOCK

Educar a los niños para que sean personas empáticas y consideradas no solo es lo correcto, sino que puede ayudarlos a ser más felices en el futuro. Las personas con estas características tienen mejores relaciones con los demás y vínculos más fuertes, que son clave para la felicidad.

Si bien, según la publicación, «las investigaciones sobre desarrollo humano claramente muestran que las semillas de la empatía, el cariño y la compasión están presentes desde muy temprano en la vida», la responsabilidad de que esas semillas se manifiesten en el futuro recae en los padres y por eso crearon una sencilla guía con siete consejos para la crianza de niños buenos:

1. Trátalos bien

Esto parece cuestión de sentido común, pero para algunos no lo es. Pasar tiempo con tus hijos y demostrarles lo que significan para ti puede dejarles una gran enseñanza para el futuro. Según los investigadores «los niños aprenden a cuidar y respetar cuando son tratados de esa manera».

«Amar a nuestros niños toma muchas formas, como atender sus necesidades físicas y emocionales, proveer un ambiente familiar seguro y estable, demostrar afecto, respetar sus personalidades individuales, interesarse genuinamente en sus vidas, hablar de cosas que importan y afirmar sus esfuerzos y logros».

Los investigadores recomiendan pasar tiempo con los niños y realizar una actividad que padres e hijos disfruten, y también tomarse un tiempo para hablar sobre cosas más profundas, como sus sentimientos y problemas.

2. Enseña a través del ejemplo

madre hijo buenos modales

SJALE VIA SHUTTERSTOCK

Los niños aprenden a través de los hechos. Si tus palabras no son coherentes con tus acciones, entonces es probable que las lecciones que intentas darles no funcionen. Los niños imitan a sus modelos a seguir y no hay nadie a quien admiren más que a sus padres, por eso es importante que lideres con el ejemplo.

Los expertos recomiendan cuatro maneras de lograr esto:

  • Devuelve a tu comunidad: conviértete en voluntario o encuentra una manera de ayudar a tu comunidad, si puedes incluir a tu pequeño en esta actividad, mejor.
  • Honestidad y humildad: todos cometemos errores, si tú erras es mejor que le expliques al niño por qué lo hiciste, pidas disculpas y expliques cómo puedes evitarlo en el futuro. Esto le enseñará al pequeño que errar es humano y que reconocer los defectos está bien.
  • Busca ayuda: si te parece difícil dar el ejemplo tú solo, puedes consultar con amigos o familiares para que te den una mano.
  • Cuídate a ti mismo: Buscar una manera de aliviar el estrés puede ayudarte a ser más atento con los demás.

3. Prioriza la bondad

ninos comiendo sandia

DEJAN DUNDJERSKI VIA SHUTTERSTOCK

Es importante que los niños sepan que ser buenos es tan importante como ser felices. Una forma de lograr que ese mensaje quede claro es diciéndoselo. En vez de, por ejemplo, decirles que lo más importante es que sean felices, puedes decirles que lo más importante es que sean buenos y también alegres.

Además de hacer lo posible para que ellos entiendan la importancia de ser buenos, también puedes alentarlos a que piensen en los demás cuando hay problemas o quieren dejar una actividad grupal, por ejemplo.

4. Asigna responsabilidades

Según los investigadores, si los niños tienen responsabilidades reales — como limpiar su cuarto o ayudar a un amigo con su tarea — pueden ser personas más atentas con los demás y más agradecidas. Cuando esas tareas pasan a ser esperadas y no recompensadas, entonces pasará a ser parte de la rutina.

5. Expande el círculo

4 poderosas palabras que ayudaran a tus hijos a ser ninos mas resilientes1

RAWPIXEL.COM VIA SHUTTERSTOCK

La mayoría de los niños solo se preocupan por las personas más próximas a ellos, como sus familiares y amigos. Sin embargo, una forma de criar pequeños llenos de empatía consiste en enseñarles a preocuparse por las personas que no están en su círculo social.

Los investigadores recomiendan hacer tres cosas para fomentar la empatía de los niños:

  1. En los zapatos del otro: alienta al niño a considerar los sentimientos de alguien que pueda estar pasando por un momento de vulnerabilidad, como un alumno nuevo en la clase, y ayúdale a encontrar una manera de resolver el problema.
  2. Abrir el plano: usa un diario o las noticias en la TV para dialogar sobre los problemas de otras personas, o simplemente sobre la vida en otras culturas.
  3. Escucha: enseña la importancia de escuchar a los demás.

6. Dales la oportunidad de hacer algo por los demás

ninos tareas casa limpiando

RAWPIXEL.COM VIA SHUTTERSTOCK

Como dijimos anteriormente, los niños aprenden más de las acciones, por eso es importante que los alientes a que se involucren en causas que les interesen. De esa forma pueden aprender a ser personas éticas y pensar críticamente. Si les das la oportunidad de que pongan en práctica la bondad y los guías para que aprovechen su potencial, entonces tus pequeños pueden ayudar a los demás desde muy temprano.

Los investigadores recomiendan que hagas estas cuatro cosas:

  1. Tomar acción: alienta al niño a que se enfrente a los problemas que lo afectan.
  2. Ser voluntario: dale la oportunidad de que se involucre en una causa que le interese, así sea un refugio de animales o limpiar las calles de su ciudad.
  3. Hacer con los demás: ayúdale a trabajar en equipo para conseguir sus metas.
  4. Piensa con él o ella: conversen sobre dilemas éticos para ayudarle a pensar críticamente, por ejemplo, ¿qué haría si ve a un compañero copiando su tarea?

7. Inteligencia emocional

madres hijos6

YUGANOV KONSTANTIN/SHUTTERSTOCK

La inteligencia emocional es muy importante para todas las personas y los niños pueden aprender a controlar sus emociones para ser adultos más estables en el futuro. Así puedes enseñarles:

  1. Ayúdale a identificar sus sentimientos: algunas sensaciones son difíciles de describir, pero tú lo puedes hacer por ellos y alentarlos a hablar sobre por qué se sienten así.
  2. Autocontrol: una forma sencilla de enseñarle a controlar sus emociones es con tres pasos — parar, respirar y contar hasta cinco — de esa forma cuando el niño/a esté mal puedes ayudarlo a tranquilizarse.

Fomentar el interés de los niños en ayudar a los demás puede traer grandes recompensas en el futuro. No tienen por qué dejar todo y convertirse en voluntarios de una organización, simplemente con enseñarles que los pequeños gestos de bondad pueden hacer mucho bien puede ser suficiente para criar a un niño bueno.

Vía VIX

Deja tus comentarios:

Lost Password