La inspiradora historia detrás de cómo Drew Barrymore superó su adicción a los 14 años

Artículos

Por Mariana Tinoco

A Drew Barrymore le pasaron más cosas antes de los 14 años que a la mayoría le suceden en toda la vida.

A los 11 meses de edad ya estaba actuando en comerciales, a los siete ya era una estrella para diferentes marcas. A los cinco años ya había actuado en su primera película y dos años después se hizo famosa por su actuación en E.T. A los 11 años ya tenía un problema con el alcohol, a los 12 era adicta a las drogas, a los 13 se cortó las muñecas, la hospitalizaron, fue a rehabilitación y a los 14 se separó legalmente de sus padres.

Y hay más, a los 15 era una actriz desempleada y a los 16 tuvo que trabajar limpiando baños. Para sus veintes ya que se había casado dos veces y se divorció ambas.

Los padres de Drew eran el actor John Drew Barrymore, quien fue un alcohólico violento y su madre, Jaid, quién nació en un campo de refugiados en Alemania y también tenía un espíritu bastante rebelde. Sus padres se divorciaron cuando Drew tenía nueve años y a esa edad su madre la llevaba a lugares como Studio 54, donde empezó a conocer las drogas y el alcohol.

«Tenía un miedo enorme de que moriría a los 25 años. Pero sin importar que tan mal estuvieran las cosas siempre sentía que debía haber algo bueno. Nunca dejé que todo fuera oscuro. Había tantas cosas que pude haber hecho para empujarme al vacío, pero siempre supe como ir a ese punto», dijo en una entrevista con The Guardian en 2015.

Pero como adulta, la actriz no cuenta su historia con lamento y enojo con las personas con las que creció.

«Sí, mi mamá me metió a rehabilitación, pero tuve una gran disciplina. Fue como un campo de entrenamiento y fue horrible y muy largo (…) pero lo necesitaba. Necesitaba una disciplina intensa. Mi vida no era normal, no fui una niña en la escuela con circunstancias normales. Había algo muy anormal y necesitaba un cambio severo».


Fue esa misma institución que sugirió que Drew se separara legalmente de su madre y se declarara como adulta a los 14 años.

Hoy, a sus 43 años la actriz está en excelente salud, no se arrepiente de lo que pasó en su infancia e incluso escribió un libro titulado Wildflower, que es una colección de ensayos sobre los altibajos de su vida. El libro cuenta cómo pasó de sentirse una niña perdida a encontrar una familia y el amor.

«Fue muy importante para mi experimentar eso (…) tal vez era necesario porque salí de ahí (de rehabilitación) como una persona más respetuosa y mis padres no me enseñaron eso, la vida me enseñó eso. Salí de una forma muy distinta, pero seguía siendo yo».

«No tenía idea cómo llevar un departamento a los 14. Había hongos creciendo en todas partes, vivía en un vecindario peligroso y tenía mucho miedo al dormir. Estaba aterrorizada», dijo al diario.

A sus 14 años Drew fue persona non grata en Hollywood,  pero a los 17 ya trabajaba en películas como Poison Ivy y luego en blockbusters como Scream y The Wedding Singer. A los 20 ya tenía su propia casa productora Flower Films, que arrancó con la cinta Never Been Kissed.

En su libro Barrymore no incluyó mucho de su pasado para poder mostrárselo a sus hijas. Tiene dos, Olive y Frankie, con su ex esposo Will Kopelman. Para la actriz sus 20 y parte de sus 30 fueron de los mejores años de su vida y algo que le permitió compensar lo que vivió en años anteriores. Barrymore ya ha trabajado como productora, directora y actriz y desde que tuvo a sus hijas, asegura que prioridades cambiaron.

«Sabía que no podía repetir los mismos errores que mis padres. Sabía que yo nunca le haría eso a un niño, no los pondría en situaciones que fueran de adultos. Sabía que yo sería muy tradicional o no lo hubiera hecho. No hubiera tenido hijos a menos de que fuera una persona estable y dispuesta a ponerlos a ellos primero», explicó al diario sobre ser madre.

«Creo que las películas salvaron mi vida, es decir vengo de una familia que ha hecho actuación por 400 años. Pero el cine te pone en un mundo extraño. Para mi eso era mejor que mis circunstancias. Fue mi salvador. Para mis hijas, no será algo mejor que sus circunstancias. Serán tan amados que no necesitarán un set de cine para hacer su vida mejor».


La actriz ahora está feliz y soltera. En una entrevista reciente con Ellen Degeneres habló como incluso ha probado citas en línea y hasta habló de cómo su ex esposo acabó encontrándola ahí

Aquí puedes ver parte de esa entrevista:

Vía VIX

Deja tus comentarios:

Lost Password