Un estudio demuestra que abrazar a tu bebé es lo mejor que puedes hacer

Artículos

Por Marcela Antonacci

Si has leído algún artículo mío en esta sección, seguro sabes que tengo 3 hijas. Las 3 ahora ya son grandes, pues la menor tiene 8 años. Sin embargo, todas ellas primero fueron bebés y todas se comportaban igual… Lloraban para hacer entender sus necesidades y yo, como madre, me daba cuenta enseguida de cuándo era por hambre, sueño o simplemente porque querían mimos de mamá.

Cuando notaba que este último tipo de llanto comenzaba, corría a alzarlas y tenerlas en mis brazos para consolarlas, ¡no podía soportar su angustia y sufrimiento! Por esta costumbre de abrazar a mis hijas tuve la desaprobación de más de una persona. Muchos me miraban mal e inclusive me decían que iba a criar hijas dependientes, que eso les haría muy mal para su crecimiento y un montón de razones más que ahora no vienen al caso y que ya sepulté en el fondo de mi memoria. Hace poco me enteré de que un estudio científico avalaba mi forma de actuar. ¡No sabes lo bien que me hizo saber eso! Es como si me hubiera ganado el premio a la mejor madre del mundo.

Como estoy segura de que a ti te pasa algo similar a lo que me ocurrió a mí, te quiero contar un poco más de qué se trata el estudio para que, cuando te digan algo sobre la forma en la que crías a tus hijos, tengas datos certeros con los que contestarles.

¿En qué consiste el estudio?

concebir un varoncito

ARTMARIE/ISTOCK

El estudio fue realizado por investigadores del Hospital Nacional de Niños en Ohio y llegó a la conclusión de que mantener contacto piel a piel es muy beneficioso para los bebés recién nacidos, sobre todo si son prematuros, y se transforma en algo crucial para el desarrollo. El estudio se realizó mediante la observación de 125 niños recién nacidos al ver cómo respondían al toque suave y leve.

La doctora Nathalie Maitre, la principal investigadora que estudió la conducta de los niños recién nacidos, asegura que el bebé debe tener contacto piel a piel con sus padres, pues de esta manera logra un mayor desarrollo de la inteligencia. Al respecto, ella afirma que:

«Hay que asegurarse de que los bebés prematuros reciban el contacto positivo y de apoyo, y también el toque piel a piel por parte de los padres, que es esencial para ayudar a que sus cerebros respondan al toque suave de manera similar a lo que los bebés experimentan durante el embarazo, cuando están dentro del vientre de su madre».

Además, se puede añadir que abrazar al bebé calma sus terrores nocturnos, lo ayuda a conciliar el sueño y funciona de maravillas cuando tiene alguna enfermedad leve, como un resfriado. ¡No hay nada mejor que los abrazos de mamá!

¿No son buenas noticias? Después de todo, tú y yo teníamos razón. Ahora que ya sabes lo bueno que es abrazar a tu bebé, hazlo todo el tiempo que puedas, pues pasa rapidísimo.

Vía iMujer

Deja tus comentarios:

Lost Password