Suecia es uno de los países más felices del mundo por esta sencilla razón

Artículos

Por Valentina Esponda

Los daneses tienen el Hygge, uno de los tantos términos extranjeros que no tienen una traducción literal, pero que hace referencia a esa sensación de calidez y paz que sentimos cuando estamos acurrucados frente a la estufa en un sofá cómodo y con un buen libro. Para ellos alcanzar la felicidad no pasa por tener fortunas ni una infinidad de cosas materiales, solo con estar en un lugar acogedor y vivir tranquilamente alcanza.

Algo así es lo que les sucede a los suecos. Hace años que Suecia está en los primeros lugares de los países más felices del mundo gracias a su excelente calidad de vida, igualdad social y algo más: el lagom, una filosofía de vida que, si la adoptas, puede hacer que seas una persona mucho más feliz.

Bajar el ritmo

Suecia un pais para envidiar 3

ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Es un problema de la modernidad: las personas viven trabajando todo el día para comprar cosas que después no tienen el tiempo ni de disfrutar. Vivir con prisa, en un extremo o en el otro nos está haciendo mal. La felicidad no se encuentra en los altos cargos corporativos, ni en lujosas mansiones, puedes encontrarla en las cosas más sencillas de la vida y los suecos lo saben.

Lagom significa, básicamente, «ni mucho, ni poco», el secreto de la felicidad de los suecos está en el balance, en bajar la velocidad para poder apreciar la belleza de lo simple. Ellos buscan el equilibrio en todos los aspectos de la vida, hasta en lo social. El término viene de una antigua palabra que utilizaban los vikingoscuando se sentaban a compartir la bebida, «laget om», o «alrededor del equipo». La idea era que si cada uno tomaba en moderación, entonces podía quedar suficiente alcohol para el resto.

Con el paso de los siglos eso se transformó y extendió al resto de las actividades humanas. Practicar lagom significa hacer lo suficiente para ser feliz, pero sin que eso afecte al resto. Es cuidarse como individuos, pero recordar que somos parte de una comunidad. Es una forma armoniosa de ver el mundo, es ser respetuoso con los demás a la vez que hacemos las cosas que nos hacen felices y con estos sencillos tips tú también podrás incorporar el lagom en tu vida.

1. Sigue una dieta balanceada

Dieta balanceada

MARGOUILLAT PHOTO / SHUTTERSTOCK

Una de las formas más simples en las que podemos aplicar la filosofía lagom es en la comida. Muchas personas siguen dietas muy estrictas o hacen lo contrario y comen de forma desmedida. No hay una dieta secreta que te llevará a tu peso ideal, la clave está en comer en moderación y eso no significa no darte un gusto de vez en cuando, sino encontrar un balance entre lo saludable y el placer de comer una tarta de chocolate, por ejemplo.

2. No uses más energía de la que necesitas

El término también está muy relacionado con la vida ecológica y sostenible. Muchas veces dejamos las luces prendidas o los electrodomésticos conectados cuando no los necesitamos y así estamos generando un gasto inútil. Este estilo de vida nos lleva a que utilicemos lo justo e imprescindible, entonces es necesario disminuir nuestro desperdicio y seguir un camino más sostenible y que esté en armonía con el mundo.

3. La vida no es solo trabajo u ocio

mujer trabajo

KITE_RIN VIA SHUTTERSTOCK

Esta es una sugerencia algo complicada de conseguir. En algún momento de la vida muchas personas empiezan a buscar una especie de equilibrio entre la vida laboral y la privada y puede ser difícil encontrarlo, pero vale la pena. No todo en la vida es trabajo, ni ocio.

4. Compra lo necesario

Si no lo necesitas realmente, no lo compres. Decirlo es muy sencillo, pero hacerlo (sobre todo cuando nos acostumbramos a darnos todos los gustos) puede ser bastante complicado. La filosofía lagom está muy asociada a la vida minimalista que está tan de moda hoy en día, así que puedes encontrar muchos tips para llevar una vida más sencilla sin dejar de seguir las tendencias del momento.

Podemos aprender mucho de los escandinavos, son algunos de los países más prósperos del mundo y tienen una gran calidad de vida, pero en vez de gastar su dinero y consumir desmedidamente, ellos optan por una vida más sencilla y minimalista. No sacrifican lo que aman, pero tampoco toman más de lo que necesitan del mundo. ¿Qué te parece? ¿Adoptarías esta filosofía en tu vida?

Vía VIX

Deja tus comentarios:

Lost Password