Protégete de la Inflación

Artículos Así es la Noticia Clasics FM

Por Víctor Fort
Fortalece tus Finanzas
@fort_vic

En julio, la inflación avanzó a 6.4% en tasa anual prácticamente por las mismas razones que han explicado el incremento de precios a lo largo del año: costo en combustibles y dólar. Para que se den una idea del incremento de la inflación, hace doce meses era de 2.6%, la inflación a julio del 2017 se ha más que duplicado.

¿Por qué los precios no dejan de subir si la gasolina es igual de cara que en febrero, el dólar ha bajado recientemente e inclusive Banco de México ha incrementado la tasa de interés para controlar la inflación?

Dos respuestas para esta pregunta:

La primera, aunque el dólar haya bajado de 21 a 18 pesos por dólar, el peso sigue depreciado en casi 40% en lo que va del sexenio y claramente los productos de importación y el precio de la gasolina no se ajustan en la misma proporción que la depreciación del dólar. Si el dólar frente al peso se ha depreciado 17% de enero a agosto de este año, la gasolina no cuesta 17% menos. Por ejemplo, la Magna no ha bajado de 16 a 13.30 pesos por litro.

La segunda respuesta es la velocidad a la que los productores transfieren el incremento de costos a sus clientes. Los insumos que cotizan en dólares incrementaron los costos de producción y naturalmente la subida en los energéticos hace más costoso operar una fábrica, la luz de las oficinas y el transporte de los productos. Ante mayores gastos por concepto de materia prima y energía las empresas tienen dos opciones, reducir gastos o incrementar el precio al cliente. Algunas empresas optan por reducir gastos y cuando ya no pueden más incrementan los precios. Otras prefieren transferir inmediatamente el precio. La velocidad de la transferencia de costos al precio en gran medida depende de la solidez financiera como también de estrategias de mercado.

Entendamos el problema de la inflación: el dinero vale menos.

La inflación es inevitable, lo importante es cómo la pueden mitigar. Antes que nada, entendamos el problema de la inflación: el dinero vale menos. Lo que está pasando en México es que los salarios no precisamente están incrementando a la par de la inflación, por lo tanto, se está perdiendo poder adquisitivo.

Para poder mantener el ritmo de consumo nuestro ingreso tiene que incrementar igual o más que la inflación. Para proteger los ahorros ante la inflación lo más recomendable es ahorrar en inversiones con rendimiento de Cetes. Actualmente, los Cetes a 28 días ofrecen 6.9% anual que es superior al 6.4% de inflación. El tercer mitigante es reducir gastos y no endeudarse. En tiempos de inflación y crédito caro no es buena idea mantener el ritmo de gastos si sus ingresos no han incrementado porque terminar por endeudarse y por terminar con sus ahorros.

Soy Victor Fort, síganme por favor en Facebook Fortalece tus Finanzas y Twitter @fort_vic.

Escucha Así son las Finanzas:

Deja tus comentarios:

Lost Password