5 grandes mujeres que gobernaron el mundo en forma secreta

Artículos

Por Isabel Valenzuela

A lo largo de la historia y prácticamente en todo el globo, el poder casi siempre ha estado en manos de hombres y patriarcas, relegando a las mujeres a un segundo lugar, aunque eso no impidió que algunas féminas fuesen fieras y excelentes gobernantes.

Aunque en nuestros días nos resulta natural ver presidentas, en el pasado era algo impensado. Hoy te contamos el caso de 5 mujeres que, de forma ingeniosa, gobernaron el mundo.

5. Papisa Juana

No será realeza o presidente, pero el Papa es una de las personas más poderosas del mundo y que siempre es de sexo masculino, pero existe la historia de una mujer llamada Juana que presidió la Santa Sede.

La Papisa Juana, cuya historia todavía no se comprueba como verdadera, habría engañado a todos durante la Edad Media, específicamente el siglo IX. Esta mujer comenzó a disfrazarse de hombre en su adolescencia para tener acceso a una buena educación ya que esta solo esta disponible para los varones.

De origen alemán y tras vivir en un Monasterio, Juana fue creciendo en el mundo eclesiástico hasta que se convirtió en el Papa Benedicto III el año 855. La historia tiene muchas variantes, pero hay posibilidades de que haya sido cierta.

4. Emperatriz Wei

La Emperatriz Wei gobernó los destinos de China en el siglo VIII durante la dinastía Tang y si bien ella estaba a cargo de todo, vivía en las sombras, ya que se suponía que su marido era el que tenía en el poder.

Su marido, el Emperador Zhongzong era débil de carácter y bastante perezoso por lo que no le importó que su mujer fuese la verdadera emperatriz, siendo una mujer inteligente y de gran habilidad política.

Con dureza manejó la complicada política china durante 5 años y, quien se opusiera era condenado a muerte. Tras el fallecimiento de su esposo la Emperatriz Wei sufrió una emboscada en su palacio siendo asesinada por sus propios soldados.

3. Faraona Hatshepsut

nefertiti mujer antiguo egipto

En Egipto el título de Faraón era exclusivo para varones, pero entre los años 1490 a 1468 antes de la era común reinó una mujer llamada Hatshepsut, aunque para todos los efectos prácticos se presentaba como hombre utilizando incluso una barba postiza.

Heredera de familia real, tuvo que sacarse a varios de encima para llegar al trono y reinar bajo el nombre de Maatkara Hatshepsut. Su legitimidad no estaba muy clara, pero bajo su mando Egipto vivió una época de gran prosperidad.

Nadie sabe cómo fue su muerte, algunos la adjudican a un asesinato políticomientras que otros la sindican como una muerte natural, su cuerpo fue enterrado en el Valle de los Reyes sin mayores distinciones siendo descubierta recién en 2005.

2. Emperatriz Zoe

Hija de Constantino VIII, Zoe dirigió el Imperio Bizantino entre los años 1028 y 1050 pero no lo hizo de manera formal, ya que su condición de mujer se le impedía, por eso gobernó a través de tres maridos quienes ocupaban el título de manera formal.

La Emperatriz Zoe tuvo que enfrentarse a varios intentos de despojarla del trono, los cuales venían por parte de sus familiares incluyendo su hermana, por lo que era desconfiada y estaba siempre lista para deshacerse de sus enemigos.

Tras su muerte el 1050 a los 72 años, su hermana Theodora junto al viudo de Zoe continuaron a cargo del Imperio Bizantino aunque por un periodo bastante corto.

1. Emperatriz Nur Jahan

El Imperio Mongol fue el segundo más grande de la mundo y, una mujer destaca en su historia por haber estado a cargo de su mando en las primeras tres décadas del siglo XVI aunque de manera secreta.

Nur Jahan fue la encargada de gobernar tras las sombras de su marido, el Emperador Jahangir, quien era débil, alcohólico y adicto al opio, por lo que no tuvo problemas en dejar que su esposa fuera quien realmente estaba al poder.

La Emperatriz Nur Jahan era inteligente y una gran estratega militar y, su poder era un secreto a voces, teniendo que enfrentar planes de enemigos que intentaban quitarle el poder sin éxito.

Entre los logros más importantes de la Emperatriz Nur Jahan estuvo la firma de un acuerdo comercial con el Imperio Británico. Fallecida en 1645, su figura fue reconocida como importante recibiendo el título póstumo de «Luz del Mundo

5 mujeres fuertes, inteligentes y que debieron esconder su sexo, ya sea disfrazándose o utilizando a un hombre de pantalla, para convertirse en figuras históricas por su propio peso dejando un importante legado.

Vía VIX

Deja tus comentarios:

Lost Password