El Búho Sonriente: Bajo un millón de sombras

Artículos Clasics FM

Por Linette Cozaya Otto

¿Cómo describir Bajo un millón de sombras? Porque, literal, ¡tiene de todo! Con este libro morí de risa, lloré a moco tendido, sufrí como nunca, tuve miedo y me enriquecí culturalmente hablando (pueden imaginarse la cara de las personas que me veían leyendo en el metrobús)… En fin, es un libro lindísimo, tierno, inocente, gracioso y a la vez muy triste, que definitivamente no se suelta hasta haberlo terminado. Fue mi mamá quien sugirió leerlo, ella lo descubrió porque en un viaje de negocios terminó el que llevaba, así que fue a una librería del aeropuerto en el que estaba y lo compró, “A ver que tal…”, pensó, y así como me mira la gente del metrobús, la gente del aeropuerto miró a mi madre (jajaja, de tal palo, tal astilla). Ella terminó rapidísimo el libro y me lo puso en la cara, argumentaba que me encantaría, ¡vaya que me conoce! Si el libro fuera comida, diría que está para chuparse los dedos.

Bien, la historia se lleva a cabo en Afganistán, un país en el que sinceramente, jamás había tenido interés, ahora quiero visitarlo. En este joven libro, publicado en el 2009, la histria es contada por un pequeño llamado Fawad, imagínense, Afganistán a los ojos de un niño, un país que ha sido campo de batalla por los últimos cien años, un país donde el regimen talibán domina aún muchas partes del país y muchas otras zonas no reconocen el gobierno establecido en Kabul.

9788498723724

Todo comienza cuando la madre de Fawad consigue trabajo en la casa de extranjeros, con quienes Fawad comienza a descrubrir las grandes diferencias entre su cultura y la occidental, desde comportamientos, preferencias sexuales y maquillaje, hasta probar cerveza, cosa que le cuesta un jalón de orejas, un castigo y muchos rezos. Cuando Fawad y su madre se mudan a la nueva casa, él se enamora de Georgie, una inglesa colaboradora de una organización no gubernamental, que está enamorada a su vez de Haji Jan, uno de los hombres más poderosos de Afganistán.

Fawad también nos cuenta su pasado, cómo perdió a su padre y sus hermanos, dentro del caos de Afganistán, cosas buenas pasan, como el reecuentro con su hermana mayor. Habla sobre cómo corren los niños entre la gente para vender cigarros a los extranjeros, cómo el viejo con quien trabaja Fawad intenta actualizar su negocio vendiendo sandwiches (que harán que se te revuelva el estómago), la alegría de recibir un gran regalo, de ver viejos amigos, aunque tengan un ojo menos, las primeras mariposas en la panza por una niña de su edad, llevándote a ver los paisajes que describe y amar a los personajes.

El libro fue escrito por Andrea Busfield, una periodista que nació en Warrington, Inglaterra, viajó a Afganistán para cubrir la caída de los talibanes en 2001, ahora es escritora y vive en Bad Ischl, Austria. Su primer novela es Bajo un millón de sombras, la segunda y última publicada es Afrodite’s War, cuyo título no logro encontrar en español, pero me imagino que es algo como La Guerra de Afrodita.

Total, que si no tienen nada que leer en este regreso a clases, no sean flojos y corran a comprarlo, no les va a estorbar ni se van a tardar en leerlo, así que para cuando empiecen los trabajos y tareas pesados, ya habrán terminado. Les dejo el link del sitio official de Busfield, vale la pena estar al pendiente: http://www.andreabusfield.com/

Bonito febrero, ¡besos!

Deja tus comentarios:

Lost Password