Un nuevo “estilo de vida”

Artículos Así son los valores Clasics FM

Por Alette Gaona Pliego

Hace unas semanas, vi a los lejos a un par de los conocidos como “niños de la calle”, calculo que tendrían entre 8 y 9 años de edad, estaban drogándose a plena luz del día. Al verlos me dio mucha tristeza, pero también impotencia por no poder hacer nada en ese momento. Algunos de mis pensamientos fueron ¿dónde están sus padres?, ¿qué situación habrán vivido en sus hogares como para preferir vivir en la calle? y ¿qué “futuro” les espera con esa adicción?.

En esta entrega, me gustaría comentar un poco acerca del peligro que nuestros niños y nuestros jóvenes corren, hoy en día, con las diferentes adiciones que literalmente les rodean. Y es que para ser honestos, no solamente los niños de la calle sufren de esto, ya que todos los jóvenes, sin importar su situación social o económica, pueden llegar a experimentarla. Las adiciones parecen ser el nuevo “estilo de vida” que muchos de los jóvenes adoptan, para poder ser parte de un grupo otam bien para “ser más populares”. Y es que he escuchado a varios jóvenes mencionar que una mujer o un hombre que fuma o bebe, suelen ser mucho más “atractivos”.

Al igual que en mis escritos anteriores, mi intención no es juzgar a quienes lo hacen, sino más bien comentar e informar sobre algunos de los vicios que nuestros hijos puedan adquirir, sin que a veces nos demos cuenta. No es necesario hacer un estudio profundo de la situación como para saber que el motivo principal por el cual los adolescentes y los jóvenes se refugian en los vicios, es por la falta de atención por parte de sus padres.

Anteriormente he mencionado acerca de cómo la falta de comunicación con nuestros hijos, puede traer diferentes consecuencias como embarazos prematuros, depresión etcétera. Y en esta ocasión no es la excepción, ya que los jóvenes, muchas de las veces lo único que buscan es un poco de atención por parte de sus padres y para ello, en muchas ocasiones suelen buscarla haciendo cosas o realizando actividades que de antemano saben que a sus padres les molestarán. Así que nuevamente quiero comentar acerca de cómo la falta de atención y de comunicación, pueden ocasionar que nuestros hijos se vayan por el camino de las adicciones.

No dejemos en segundo término a nuestros jóvenes, demostrémosles a diario lo mucho que los amamos y nos preocupamos por ellos. No solo me refiero a palabras sino a acciones. Hagamos de la comunicación y la confianza, la base de nuestra relación. Reconozco que no es fácil y que muchas de las veces podemos perder la paciencia, pero nunca permitamos que ellos busquen atención y consejos con las personas equivocadas, solo porque nosotros, sus padres, no tenemos tiempo para ellos.

No voy a mencionar estadísticas sobre cuántos de nuestros jóvenes han caído en estos vicios, creo que no es necesario, ya que todos sabemos que la cantidad es bastante alta. Mejor enfoquémonos en cómo podemos hacer para evitar que nuestros hijos caigan en ellas. Las drogas, el alcohol o el tabaquismo, son adicciones que pueden ocasionarles daños irreversibles o bien, truncar su vida escolar. Recordemos que ellos son parte de nosotros y lo único que buscan son: nuestro tiempo, amor y aceptación.

Deja tus comentarios:

Lost Password